La Conquista

El modo de vida de los aborigenes canarios sufre un drástico cambio a partir de 1483 cuando los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, llevan a cabo la conquista de la isla. La cultura de los nuevos colonos europeos se impone en todos los aspectos de la vida: forma de construir sus pueblos y edificios, modo de vestir, creencias, justicia, nuevos utillajes y herramientas, nueva economía, nuevos oficios, etc.
Pero las Islas Canarias antes de ser conquistadas ya eran conocidas desde la Antiguedad Clásica; la presencia puntual de restos arqueológicos romanos en el mar y en algunas de las islas lo confirman. También aparecen citadas en textos grecolatinos, como el de Plinio el Viejo en el s.I d.C. quien relata el viaje o expedición, realizado décadas atrás por el rey mauritano Juba II a ls Fortunatae Insulae.

Tras siglos de aparente olvido, las islas, a comienzos del siglo XIV vuelven a ser visitadas coincidiendo con la expansión europea en el Atlántico de Genoveses, catalano-aragoneses, portugueses y castellanos. Por ello se empieza a representar las Islas Canarias en cartas náuticas, mapas y portulanos o en los planisferios de Angelino Dulcert (2339) y de Abraham Cresques (1375).
Es también en el siglo XIV cuando se producen los primeros intentos de evangelización con el establecimiento en Telde del Obispado de la Fortuna, fundado en 1351 y activo hasta 1391, con la muerte a manos de los propios canarios de los doce monjes mallorquines allí instalados.

Horario

Lunes a domingo de 10:30h a 17:00h

Teléfono

928 772 445

E-mail

faromaspalomas@fedac.org

Dirección

Pl. del Faro, 15,
35100 Maspalomas, Las Palmas