La Piel

Zapateros, guarnicioneros, zurroneros,...

La piel de los animales ha tenido múltiples usos a lo largo de la Historia. La población aborigen la empleó para elaborar diversos objetos e incluso la ropa con que se vestían. Una vez conquistada la isla, el uso de la piel para vestido pierde importancia, pero continuará su empleo para satisfacer las necesidades generadas por la nueva población. Los colonos introducen pieles de ganado mayor (vacas, caballos, etc.) y se diversifica las técnicas artesanas y los objetos resultantes: se elaboran calzados, arreos para las caballerías, contenedores de líquido, instrumentos musicales, utensilios agrícolas y ganaderos, etc.
Muchos pastores, probablemente siguiendo una tradición aborigen, curtían las pieles de cabra para elaborar con ellas útiles y recipientes relacionados con su trabajo: batijeros o cajeros, zurrones a modo de mochilas, collares para perros, cabras y ovejas, monederos para el reloj «relojera», etc.; son los denominados zurroneros que aún hoy, de manera testimonial, están presentes en los campos canarios. Los zurrones, uno de los elementos más característicos de la cultura rural canaria, eran utilizados para el amasado del gofio, si bien, cuando era de gran tamaño, los pastores lo empleaban como bolso para el acarreo de sus enseres necesarios cuando salía con el ganado a pastar.

Horario

Lunes a domingo de 10:30h a 17:00h

Teléfono

928 772 445

E-mail

faromaspalomas@fedac.org

Dirección

Pl. del Faro, 15,
35100 Maspalomas, Las Palmas