Las Dunas de Maspalomas

Las dunas están asentadas en la desembocadura del barranco de Fataga. Este barranco recibe el nombre de Maspalomas en su parte final, donde se formó un abanico aluvial. Este abanico acabó por convertirse en una zona llana, tras variaciones del nivel del mar, sobre la que se ha formado el actual campo de dunas. La formación de las dunas es un proceso en el que entran en juego sedimentos, corrientes marinas y plantas, que finalmente dan lugar al campo de dunas móviles. El proceso comienza con la erosión de rocas volcánicas y la descomposición de organismos marinos. Estas arenas sedimentarias las deposita la corriente marina en la orilla. Una vez secas, el viento las mueve hacia el interior, donde encuentran plantas como los balancones. Las plantas son rodeadas por la arena hasta formarse un montículo tras la planta. Ahí tenemos el origen de la duna, que en ese momento entran en una dinámica empujadas por el viento. Hay unas 50 especies de flora asociadas a las dunas, entre ellas endemismos canarios como el salado verde (Schigozyne glaberrima). La distribución de las especies depende de su capacidad para soportar el enterramiento de la arena, la disponibilidad de agua y su tolerancia a la salinidad. Así podemos encontrar el balancon, el tarajal, la juncia, el matamoros, el junco, la siempreviva o aulaga, entre otras.

Horario

Lunes a domingo de 10:30h a 17:00h

Teléfono

928 772 445

E-mail

faromaspalomas@fedac.org

Dirección

Pl. del Faro, 15,
35100 Maspalomas, Las Palmas